Lista de autocontrol / Alejandra Azcárate

moda-azcarate

  • Cuando una tendencia se convierte en moda, lo exclusivo se transforma en uniforme. Por eso, lo importante es el estilo. No más taches, aunque funcionan como concepto, ya está demasiado trillado. Saturación total. Sean originales a la hora de vestir.
  • Usar una paleta de colores en los atuendos que sea similar al color de piel. Es decir, si es blanca, evite los tonos pálidos, en especial el nude. Si es trigueña, no use ni terracota ni café. Y si es morena, cancele el azul oscuro, el berenjena o el vino tinto. Es importante apostarles a los contrastes y jugar, si no se verá de fondo completo sin el menor atractivo visual.
  • No conocer su cuerpo y por ende sus limitaciones. El primer paso para vestirse bien es ser consciente de sus propias formas y aceptar lo que debe ocultar optimizando lo que debe resaltar. Nada se gana a través de la negación porque siempre se caerá en el ridículo.
  • Los excesos. Vestido estampado con cartera estampada, no. Aretes largos con collar, no. Diadema, gafas y bufanda, no. Minifalda con body y tacón, no. Blusa ancha con pantalón ancho, no. Jeans con chaqueta de bluyín, no. Sudadera con tenis de plataforma, no. Botas con minivestido, no. Traje formal con cartera grande, no. Saco cuello de tortuga con manga sisa, no. Y el circón per se, ¡por amor de Dios, no!
  • Intentar imitar. Ese es un ejercicio que jamás funciona bien. Es bueno tener un referente pero de ahí a pretender ser como alguien o copiar el modelo idéntico de alguna revista es un error. El resultado siempre será un disfraz.
  • La vulgaridad. Un escote o abertura deben saber llevarse para lograr lucirlos con elegancia. Los materiales ordinarios adheridos al cuerpo y sobre todo la intención evidente de querer mostrar, nefasto. El brillo enceguecedor y las texturas sobrecargadas, mal. Cualquier tipo de exceso es fatal.
  • La insensibilidad. El vestuario es nuestra segunda piel, un vehículo a través del cual expresamos nuestra manera de ser, de pensar, de divertirnos y de comportarnos. Por esta razón, al reconocer su importancia será más fácil ser sensatas y evitar equivocaciones a la hora de crear el propio look.
  • La extrema combinación tanto como la nula combinación. Es tan horroroso el popular ‘conjunto’ como el común ‘popurrí’.

   IN

  • Para mí lo único que siempre estará IN es la actitud. No importan el presupuesto, el gusto, el desconocimiento, el desacierto o la exageración. Siempre y cuando las cosas se luzcan con personalidad, nunca estarán fuera de lugar. Pero para eso se necesitan dos elementos: seguridad y alegría. Los dos ingredientes vitales que jamás pasarán de moda.
Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: