Alejandra Azcárate / la pregunta de rigor ¿cuándo vas a tener un hijo?

Alejandra Azcarate

Alejandra Azcárate

Para todas he encontrado la respuesta. Sin embargo, la última sigue siendo una incógnita para mí.

Por eso he hecho el ejercicio de consultarles a quienes ya son madres, cuáles consideran que sean las razones para decidirme a engendrar un ser. Para mi sorpresa, siempre las que me plantean son las mismas y ninguna ha logrado convencerme.

  1. Es el amor verdadero. Solo hasta que se tiene un hijo se conoce el profundo significado de ese sentimiento.

  2. Es muy triste llegar a vieja sola.

  3. Es un aliciente para luchar, trabajar y esforzarse.

  4. Uno se casa para procrear y conformar una familia.

  5. No hay nada más maravilloso que experimentar el don de dar vida.

No sé si soy yo la equivocada, quizás sí. Pero ninguno de los anteriores argumentos me parece lo suficientemente sólido como para tomar una decisión tan radical.

En primer lugar, uno no extraña lo que no conoce. Por ende, el amor para mí más que un sentimiento es un estado permanente. Uno ama. Punto. Lo que varía es el tipo de relación que se establece con alguien en torno a ello. Segundo, me parece absurdo y además injusto pretender tener un hijo con la intención previa de que lo cuide a uno en la vejez. Nadie elige a los hijos y menos sabe cómo van a ser. De hecho, es imposible saber si la vida nos permitirá llegar a viejos. Este es un viaje a corto plazo que en un segundo se desvanece y termina. Tercero, no considero que el propósito primordial del matrimonio sea la reproducción. Yo me casé porque encontré con quien andar mi camino, con quien construir un día a día basada en el deseo de compartir la libertad sin olvidar el respeto por la individualidad y el valor de la identidad. Cuarto, hasta hoy trabajo para mí, para nosotros, para disfrutar y gozar a nuestra manera. Invierto en lo que me interesa, me doy gusto y me consiento. Y, quinto, hasta ahora no he sentido el famoso llamado de la selva que me grita la necesidad de procrear ni soy víctima aún de la presión que ejerce el reloj biológico que a tantas les motiva detener.

Sí. Soy egoísta y lo acepto. Soy talvez cobarde y lo acepto. Soy frágil y también lo acepto. Pero así soy, lo sé y lo asumo. Un hijo es una responsabilidad infinita, una modificación de vida total, un compromiso permanente, una angustia con sabor a satisfacción y un deseo personal con consecuencias sin límite en todos los sentidos.

Amo a los niños, tengo una magnífica comunicación con ellos, me enternecen, me conmueven, me emocionan y me endulzan. A veces pienso cómo sería tener el mío e incluso lo imagino y lo visualizo. Pero mi miedo o quizás mi sensatez, no lo sé aún, no me permiten dar ese determinante paso cuando todavía quiero vivir a la carrera.

Admiro a las madres por tener la templanza de ver sufrir a un hijo y respetar su proceso, a aquellas mujeres que transforman la indiferencia que muchas veces reciben en lecciones de aprendizaje mutuo, a las que con humildad sacrifican su tiempo, su espacio, sus ilusiones, sus deseos, sus metas y su existencia entera por educar a un buen ser humano.

Yo no quiero ir a reuniones de padres de familia, no me gusta hacer tareas, no sueño con viajar junto a un coche, detesto madrugar, no deseo dejar de hacer el amor con mi esposo por andar rendida, no pretendo ser la mujer ideal, no me importan las apariencias, no creo en el deber ser estigmatizado por la sociedad, no soporto que me duela el corazón, no aspiro a autoaplaudirme los sacrificios ni quiero poner a prueba mi absoluto nivel de inmadurez.

Mi más profundo respeto a quienes han sido capaces y son felices.

Yo, hasta hoy, en este camino que he decidido recorrer a pesar de los juicios ajenos, lo único que no estoy dispuesta a perder es mi libertad.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: