Alejandra Azcárate / Los años maravillosos de ALÓ

logo_alo_pink-01

Sus páginas han estado llenas de contenido sano recorriendo las salas, oficinas, consultorios, peluquerías, aeropuertos y hogares de millones de personas. Sobrevivir en el mercado editorial más de dos décadas no es una tarea fácil y ALÓ lo ha logrado con éxito, convirtiéndose en una compañía quincenal infaltable. Durante ese tiempo muchas cosas han sucedido y mi vida no ha sido la excepción. Hace veinticinco años yo era una niña. Una niña que se preparaba para la primera comunión, almorzaba los domingos en familia, peleaba con mi hermano, me comía las uñas, tomaba clases de baile, hacía con orgullo mi primer personaje de árbol en una obra de Molière llamada El atolondrado en el Liceo Francés, detestaba las matemáticas y le cogía la mano a Juan Tomás detrás de los arbustos.

Más adelante me convertí 
en una adolescente rumbera, contestataria, burletera e indisciplinada. Siempre fui la líder negativa del grupo porque no respetaba las reglas, decía barbaridades sin filtro, retaba a los padres ajenos, capaba clase y no permitía que me mandaran. Mis papás me guiaron con amor y paciencia en medio de aquellas oleadas de inmadura altivez respetando mis ideas, permitiendo que siempre me expresara con argumentos y frenando aquellos usuales impulsos propios de la edad. Ya para aquel entonces ese inolvidable primer novio oficial había hecho su aparición triunfal y por supuesto mi corazón conoció la euforia en sus latidos. Afiancé los lazos de amistad con personas valiosas, me volé muchas veces sin permiso, fumé, bebí, bailé, lloré con una que otra película, me dejé crecer el pelo hasta los codos y jamás usé tacones. Veía las novelas y soñaba con estar ahí algún día, pero mientras eso sucedía mi único anhelo era ser libre.

Luego creí conocer la madurez y entré a la universidad, aunque fue un intento fallido porque me echaron. Volé cambiando el rumbo, replanteé mi carrera, me gradué contra todo pronóstico, recorrí países, boté la cédula dos veces y el pase, tres, conocí el celular, oí Soda Stereo hasta la saciedad y pisé los terrenos de la música electrónica. Me enamoré dos o tres veces y sufrí cuatro o cinco, me volví pseudo trascendental leyendo a Sartre, Baudelaire y Camus, cambié de corriente con Milan Kundera y toqué fondo con Paulo Cohelo.  Cuando creí que gran parte de los deseos estaban chuliados, regresé para empezar un nuevo capítulo. Una etapa llena de contradicciones maravillosas marcadas por un matrimonio que jamás esperé y que hoy agradezco y valoro. Le abrí mi alma a una mascota, construí un hogar, dejé de comer carne, lloré por la traición de falsas amigas, coleccioné anillos, entré a la televisión, experimenté en teatros, me desahogué en la radio, creé mi monólogo, escribí lo que pensé y dije siempre lo que sentí.

Hoy, al mirar hacia atrás veo mi camino con alegre nostalgia. Conservo la fragilidad de la niñez, la osadía de la adolescencia y la madurez me sabe a valentía. He cometido errores, he sentido culpa, he enfrentado el miedo, me he arrepentido, he luchado contra mí misma, me he cuestionado y he perdido muchas veces, pero siempre he hecho lo que he querido.

Talvez llevo toda la vida equivocándome, pero si así ha sido, asumo mi feliz irresponsabilidad. No hay nada más satisfactorio que revisar el pasado y no tener a nadie a quien culpar por las fallas. Han sido mías y las respeto porque cada episodio me ha dejado una enseñanza. No sé cuántas páginas de vida me queden por descubrir pero si hoy fuera la última, sé con certeza que he logrado realizar el único anhelo que un día tuve: Soy libre. Muchos puntos y comas han marcado estos años maravillosos. Lo bonito es que ALÓ siempre ha estado ahí y desde hace tres años formo parte de su equipo. ¡Feliz Aniversario!

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: