No mas cabello con frizz – Alejandra Azcarate

Mascarillas-caseras-para-pelo-rizado

Cómo eliminar el frizz del cabello crespo con tratamientos naturales.

Si tu cabello es crespo con frizz y nunca luce como quisieras, existen muchos remedios naturales que te ayudarán a mantenerlo como a tí te gusta, con RECETAS CASERAS simples, que puedes preparar en pocos minutos, sin necesidad de moverte de tu casa.

Aprende los trucos y secretos para el cuidado de tu pelo crespo y para el tratamiento del frizz.
Plátanos para cabello crespo El cabello crespo puede ser la envidia de muchas personas que darían cualquier cosa por lucir tus rulos, sin embargo, hay días en que no tienes manera de que luzca como a tí te gusta, a causa del frizz. Es probable que ya hayas probado todos los acondicionadores y cremas para peinar que existen en el mercado, sin resolver el problema de frizz de tu PELO crespo, de forma definitiva.

Los tratamientos por calor, como las planchitas, no son a largo plazo una buena alternativa porque resecan mucho el pelo y el cabello seco está más expuesto a que se forme frizz. Los remedios naturales son la opción ideal para tu cabello crespo, ya que no sólo lo harán más manejable, sino que además lo nutrirán, preservando al mismo tiempo su salud y BELLEZA. Apunta esta receta, es muy simple y puedes repetirla, cuantas veces quieras, aunque será suficiente con un par de veces a la semana.

Remedio casero para el pelo crespo ingredientes:

plátano, 1

Preparación:

Pisa el plátano con un tenedor hasta que obtengas una papilla de consistencia cremosa.
Modo de aplicación:
Aplica sobre tu cabello crespo, cubriendo toda la superficie y masajeando para que se distribuya uniformemente.
Déjalo actuar durante media hora.
Lava tu cabello de la manera habitual, en lo posible, con un champú natural.
Tu cabello crespo quedará increíblemente suave y sin nada de frizz. También puedes consultar otros remedios caseros para el cabello y en especial, en la sección de trucos de belleza para el cabello, encontrarás 8 mascarillas antifrizz más, para probar en tu pelo crespo, además de un truco de seda para tus rulos.

Proteger la vista con los siguientes pasos

alejandra azcarate tv

Mirar todos los días a tus seres queridos, disfrutar de los fascinantes paisajes que hay a tu alrededor o distraerte con una buena película. Pequeños placeres que son tuyos gracias a la vista pero, ¿cómo la cuidas?. Aprovecha el Día Mundial de la Salud Visual y pon en práctica estos pasos para mantener sanos tus ojos.

Están activos desde el momento en que despiertas, hasta cuando caes rendido en la cama, sin embargo, solo prestas atención a tus ojos cuando te dan molestias; ¡grave error!, pues requieren de cuidados diarios para evitar infecciones, cansancio o enfermedades más graves.
A propósito del Día Mundial de la Visión, que se conmemora este 10 de octubre, la experta Elvira Jiménez Guerra, máster en optometría clínica y portavoz de las ópticas Alain Afflelou, ofrece diez consejos para evitar problemas mayores con la vista.

Una vez al año, no hace daño…

Al contrario, visitar al optometrista cada uno o dos años es lo más recomendable, aún cuando no hayas detectado algún problema con tus ojos. En el caso de los niños, la experta invita a que comiencen a ir desde los 3 años a revisión.

Las zanahorias son muy buenas para la vista, pero no previenen enfermedades.
“Que todo el mundo se realice un examen visual evita una posible pérdida de desarrollo en la visión, sobre todo en los niños, pues puede traer retrasos en el cole. En adultos, se controla el avance de enfermedades como miopía o astigmatismo”, cuenta la especialista.

Mira lo que comes

Una buena alimentación también es importante para la salud de tus ojos. Según explica Elvira Jiménez, las vitaminas A y C, así como el magnesio, son fundamentales para el desarrollo de la vista aunque advierte que no sustituyen la revisión y otros cuidados.

“No evitan la miopía, pero son buenas. En la retina tenemos unas células que se alimentan de vitamina A, ésta ayuda a que esas células trabajen bien y evitamos complicaciones o riesgos mayores. Cualquier fruta y hortaliza es buena para los ojos”, subraya.

Cuida tus gafas como a tus ojos

Nada de cristales arañados y armazones flojos. Las gafas son como asistentes para tu vista y debes darles el mantenimiento adecuado para que permanezcan como nuevas el mayor tiempo posible.
“Hay que limpiarlas en húmedo y con productos de óptica, no con otros hechos para la limpieza del hogar que son corrosivos y estropean las lentes. Al final, una lente estropeada hace que la gente fuerce la vista”, señala la experta.

Más que un lujo, una necesidad…

El antirreflejante en las gafas es muy necesario, pues ayuda a que los ojos convivan mejor con las luces artificiales y no se esfuercen en enfocar.

“Cuanto más gordita es la lente, más reflejo se genera. Este reflejo es molesto y hace que el cerebro trabaje de más”.

Higiene máxima con las lentillas

Las lentes de contacto requieren de una estricta rutina de limpieza cada vez que te las vas a poner o quitar; no hacerlo puede derivar en una infección.

Entre los cuidados a tener en cuenta está el uso de un líquido adecuado para limpiarlas cada vez que se colocan y se retiran, así como guardarlas en un recipiente libre de bacterias al que hay que cambiar el líquido a diario.

“Las mujeres debemos cuidar de no dejar ningún residuo de maquillaje y, en general, todos deben tener cuidado de llevar protección si van a realizar alguna actividad de riesgo, como un deporte o un trabajo en el que se manipulen productos que puedan entrar al ojo”, agrega Elvira Jiménez.

Gafas oscuras, hasta en invierno
La especialista asegura que incluso cuando la luz del sol no es molesta, nuestros ojos están a la orden de los rayos UV, que desgastan la vista y generan problemas como cataratas, quemaduras de retina u otras enfermedades.

“Antes de los 12 años, los niños no tienen desarrollado su sistema de protección y los rayos les dan directamente; por eso es importante que también a ellos se les cuide desde pequeños”, especifica la optometrista.

Monitores a distancia

Imposible vivir sin ordenadores, tabletas o televisión, ¿cierto? Sin embargo, los ojos se resienten, pues muchas veces abusamos de estos aparatos y no los usamos de manera correcta.

“La televisión la tenemos que ver a una distancia de dos metros, más ahora que son tan grandes. En el caso del ordenador, la mejor distancia es la de 50 centímetros y de manera lineal, para que el ojo no tenga que acomodarse tanto”.

Sobre la iluminación, la experta señala que nunca hay que utilizar estos aparatos a oscuras, pues eso genera problemas en la graduación y cansancio extremo a los ojos.

“Cuando vemos el ordenador o la televisión con la luz apagada activamos dos partes distintas del ojo. Por un lado, la retina al centro se activa para percibir la luz y por el otro, la periferia de la retina que se activa con la oscuridad. Esto provoca que la pupila se dilate y entre más luz de la que necesitamos”, detalla.

Humecta tus ojos

Al igual que la piel, tus ojos necesitan estar húmedos. En caso de que sufras de ojo seco, procura llevar contigo siempre lágrimas artificiales o gotas que te haya recetado tu oftalmólogo para mantenerlos húmedos.

La portavoz de Alain Afflelou apunta: “Las personas que tengan los ojos sensibles deben utilizar productos adecuados para evitar la sequedad”.

Con la edad, más cuidados

Después de los 40, afirma la especialista, hay que aumentar la precaución, pues es cuando suelen presentarse algunas enfermedades relacionadas con los ojos.
“El glaucoma llega después de esa edad. También hay que cuidar a las personas propensas a determinadas patologías como diabetes, hipertensión o colesterol, por ejemplo”.

Conforme avanza la edad, debemos ser más cuidadosos con nuestros ojos.

Y al final, el descanso

Ellos también lo merecen así que, como recomienda la optometrista, dales un tiempo fuera y realiza estos ejercicios para que descansen del uso:

20/20. Por cada 20 minutos frente a un monitor, mira al horizonte 20 segundos sin enfocar a nada, de esta manera tus ojos se relajan.

Cierra los ojos sin apretar y relaja los párpados. Tápalos un poco con tus manos suavemente. En caso de que los sientas inflamados, utiliza compresas frías.
Ahora, solo tienes que llevar todos estos pasos a tu rutina y gozarás de una buena vista durante más tiempo.

Fuente: efesalud.com

Salud mental y sus cuidados – Alejandra Azcarate

salud_mental

Somos mucho más que un tratado de anatomía. Atender y mimar al corazón, la mente y el espíritu es importante para prevenir enfermedades y multiplicar el bienestar.

Mantener el estrés bajo control es uno de los puntos fundamentales para estar mejor. Tanto en el trabajo como en el hogar se multiplican los factores que ayudan a desequilibrarnos. Cómo empezar a cortar con el problema.

1) Aprende a detectar los síntomas del estrés. Aminorar sus efectos negativos es indispensable para un bienestar completo. Si tenés dolores de cabeza, de espalda, insomnio, apatía, pesadillas y cambios de humor, podés estar sufriendo de estrés. Consultá a un médico ya.

2) Alertas. Si tienes una úlcera, caída del cabello, sarpullidos, constipación, diarrea, anorgasmia o compulsión a comer, podría ser indicación de que el problema radica en tu mente antes que en su físico. Visita a un profesional.

3) Un buen estado físico ayuda a manejar niveles lógicos de estrés. Una dieta sana, menor consumo de alcohol, abandonar el cigarrillo, disminuir el café y hacer ejercicios también colaborarán con tu salud mental.

4) Escucha música. En casa, en el trabajo, en el colectivo. La música que prefieras. Puedes llegar un aparato reproductor portátil y poner así un agradable filtro entre los agresivos ruidos de la “civilización” y tu cerebro.

5) Programa tus recreos. Así como en el colegio cada 45 minutos nos daban permiso para salir a jugar, como adultos tenemos la misma necesidad. Interrumpí tus tareas, estírate, distráete. Rendirás más y mejor.

6) Tomate tu tiempo para comer. Engullir la comida a grandes bocados no es lo mejor para tu sistema digestivo; tampoco para tus niveles de estrés.

7) No sobredimensiones las malas noticias. Todo el mundo tiene problemas, sean afectivos o laborales. Y además, vivimos en una sociedad muy compleja. Si uno se engancha, dan ganas de irse a vivir a Marte. La realidad es seria, pero no terrible. Y también existen las buenas noticias.

8) Viejo proverbio chino. Repítelo: “Si el problema tiene solución, no tiene sentido preocuparse. Si el problema no tiene solución, tampoco tiene sentido preocuparse”. Te ayudará a encontrar más rápido una salida o te permitirá encarar el asunto desde otra perspectiva, sin pánico.

9) Concédete caprichos. Cada tanto, un masaje porque sí, un baño de inmersión, la compra de algo no planificado, una salida espontánea y otras variantes ayudan a relajar la mente. No se puede vivir siempre con la disciplina de un monje tibetano. Es estresante.

10) Respira. Ante situaciones de estrés, el cuerpo humano reacciona igual que lo hacía hace miles de años en presencia de un predador: lleva la sangre a los miembros inferiores y genera una respiración agitada y superficial. Si respiras profundamente ante un inconveniente, podrás analizarlo con más calma.

11) El cerebro no es un músculo, pero no está mal entrenarlo. Participa en juegos que te exijan pensar, lee, disfruta buen cine, anótate en un curso de algo que te guste. Un cerebro entrenado tarda más en mostrar signos de deterioro.

12) Establece prioridades. Una meta a lograr es trabajar con inteligencia, utilizando la tecnología, delegando responsabilidades, con un plan de tareas y de objetivos. Con prioridades claras nos preocuparemos más por lo que importa y menos por lo superfluo.

13) El entorno es muy importante. Si bien a veces no hay más remedio que trabajar ocho horas por día en una oficina sin ventanas, o el presupuesto alcanza sólo para un dos ambientes con vista al pozo de luz, siempre queda el recurso de poner una planta, pintar con colores claros, elegir un cuadro que invite a soñar.

14) Disfruta la naturaleza. Un paseo por la playa, un día de campo, una excursión al parque pueden hacer más por su salud mental que supuestas distracciones propias de las grandes ciudades, como ir al shopping, hacer cola para conseguir entradas a un evento multitudinario o tomar café tras café en un bar con el humo de los colectivos en la nariz.

15) Respeta tus horarios y programaciones vinculadas a tareas y compromisos, pero sé flexible si una eventualidad te impide cumplir con lo planeado. La rigidez extrema sólo ayudará a alterar tu equilibrio mental.

¿Qué es casual elegante para una mujer?

moda-azcarate

Casual elegante o casual chic mezcla prendas relajadas con toques pulidos y femeninos. Esta apariencia se trata de vestirte y sentirte cómoda y sofisticada. Para las mujeres, la ropa casual elegante puede ser apropiada para una variedad de ocasiones, desde un almuerzo de negocios o una cena hasta comprar en un mercado artesanal un domingo por la mañana. Con las tendencias elegante-casual de hoy en día y con diseñadores de alta costura creando moda accesible para distribuidores amigables con tu bolsillo como Target y H&M, vestirte casual elegante no tiene que dejarte quebrada.

Historia
Sin duda, la abuela de los atuendos casuales pero elegantes es Coco Chanel, quien trajo una moda inspirada en la ropa de hombres y al pequeño vestido negro (little black dress) a las masas. Defendió a los pantalones de bota de campana, las chaquetas de traje ajustadas, las faldas cortas y los vestidos de jersey por primera vez en la moda.

Importancia
La moda casual y cómoda de Chanel liberó a las mujeres de los corsés de las décadas anteriores y puede enseñarles a las mujeres modernas una o dos cosas sobre la ropa casual elegante. Primero, invierte en lo básico: un vestido negro, una chaqueta ajustada, pantalones de influencia masculina y una camisa blanca de botones. No tengas miedo de mezclar estos elementos básicos con bonitos accesorios: mallas juguetonas de colores brillantes con un vestido negro, tacones de tacón grueso con vaqueros o brazaletes marroquíes con una blusa blanca de botones.

Dril
El dril oscuro se encuentra en la cima de lo esencial para un atuendo casual y elegante. Las fashionistas a las que les gusta el estilo y la comodidad deben tener un par de vaqueros apretados y unos de bota recta. Usa el primero con un cárdigan largo y tacones de punto y al segundo con blusas sueltas y florales.

Otros esenciales
Los vestidos de jersey son otro elemento esencial, los que puedes volver causales con unas sandalias o botas de motociclista. Usa camisas suaves de algodón con vaqueros y estilízalos con collares grandes o un reloj de hombre y una bufanda, la que es otro elemento esencial. Las bufandas son funcionales, ya que te mantienen caliente, y pueden añadir un toque de color a un atuendo de camiseta blanca y vaqueros. También pueden hacer que un vestido largo y fluido luzca apropiado para hacer diligencias. Finalmente, las baletas entran en la categoría de ropa cómoda. Sin importar si son negras y las usas con pantalones cortos como Audrey Hepburn o rojos y los combinas con vaqueros apretados y un cárdigan largo, también son elegantes.

Influencias
¿Todavía necesitas ayuda vistiéndote casual pero elegante? Observa a las estrellas para obtener guía. Para conseguir una apariencia pulida, piensa en Jessica Alba y sus gafas grandes, bufandas negras, camisas de cuadros y vaqueros apretados combinados con un gorro rojo y baletas. Para dar un paseo en la playa o para salir de compras un domingo por la mañana, prueba usar un vestido de verano largo y fluido junto con unas sandalias casuales y una bufanda de lana para canalizar el glamour sutil de Nicole Richie.

15 pasos para cumplir con una dieta

Dietas-para-adelgazar1_thumb[5]_thumb

1. El primer paso y fundamental, es que estés convencido de querer seguir una dieta y ser disciplinado.
2. Trata de comer en compañía. Come despacio y mastica bien cada bocado.
3. Prepara los platos de la forma más atractiva posible. Si las porciones te parecen pequeñas, preséntalas en un plato de postre; de este modo parecerán más abundantes.
4. No intentes ocultar que estás a dieta. Continúa con tu vida normal, sin encerrarte en casa.
5. Respeta, en la medida de lo posible, un horario habitual de comidas.
6. No saltees ninguna comida aunque no sientas apetito, en todo caso reduce la cantidad que ingieres, pero no la omitas.
7. Inicia todas las comidas con una ensalada, para saciar con mayor facilidad al estómago y al centro del apetito, que se encuentra en el cerebro.
8. Evita las tentaciones. Si en la oficina, o los chicos en casa, comen entre horas cosas dulces, ten a mano una manzana, un yogur o algún otro tentempié que te ayude a resistir.
9. Frente a un ataque de hambre toma primero un vaso de agua y luego uno de jugo natural de frutas.
10. No cedas ante ofrecimientos de alimentos que no están dentro de tu programa, pues puedes estropear lo que hasta entonces hayas conseguido.
11. No te hagas dependiente de la balanza. Pésate sólo una vez a la semana para controlar las variaciones.
12. Toma tus medidas periódicamente para comprobar la variación del volumen; esto te animará a seguir. Puedes no haber bajado de peso, pero sí de talle.
13. Comprueba que la ropa va quedándote grande. Ten a mano ese pantalón que tanto te gusta y no te entra, y tómalo como meta.
14. Si te has salido de la dieta en alguna comida del día, sigue igual con el resto del plan diario; ni pienses en “retomar mañana”.
15. Piensa a menudo en la alegría de verte en tu peso e imagínate en situaciones que hoy evitas a causa de tu sobrepeso.
Si sientes que sólo no puedes iniciar una dieta, no dejes pasar el tiempo. Acude a un especialista que pueda guiarte y controlarte hasta que adquieras nuevos hábitos alimentarios.

Alimentación sana a base de sopas y más / Alejandra Azcárate

sopa

Tu abuela no se equivocaba cuando te hablaba de los beneficios de los ‘platos de cuchara’, el éxtasis culinario de los amantes del ‘buen comer’, tanto o más que hacerlo con las manos. Una sopa, caliente o fría, ofrece posibilidades infinitas y no sólo para esconder ciertos alimentos a los más pequeños (y no tanto) con ciertas reticencias al color VERDE, también para combinar sabores y productos que no te habías planteado hasta el momento.  Leer Más…

Plan de ejercicios para adolescentes por Alejandra Azcarate

Alejandra Azcárate

Alejandra Azcárate

Hacer ejercicio puede sonar como un trabajo duro, pero un estilo de vida activo puede proporcionar una gran cantidad de EJERCICIO que los adolescentes necesitan sobre una base diaria. Los adolescentes necesitan 60 minutos de actividad física moderada a vigorosa todos los días, pero las actividades de diversión cuentan para la meta diaria. Seleccionar actividades y ejercicios que pienses que son divertidos es la mejor manera de mantenerte motivado e interesado en un plan de ejercicios. No tienes que completar tu hora de ejercicios toda seguida. Leer Más…